Muzak: cómo la música entró los ascensores

La música que usted escucha en los ascensores se la conoce como Muzak. No obstante, no solo está reservada para que se dé un paseo a la vigésima planta de un edificio, sino que también es posible que la escuche mientras se encuentra en la consulta de su dentista, compra unos melocotones ecológicos o hace cola en su banco después de haber derrochado su dinero en la adquisición de esos melocotones.

Al escuchar hablar de la música de ascensor puede que su entusiasmo sea el mismo que el que sentiría, quizás, si le hablasen de escuchar una versión de cuerda y flauta de un tema de Lady Gaga. No obstante, la industria de la música a través de cable es imposible que sea tan tediosa como usted piensa.

 

¿Qué significa exactamente muzak?

Muzak, al igual que ocurriese, por ejemplo, con Kleenex, es una marca que ha llegado a convertirse en sinónimo del producto en sí. La primera de las letras hace referencia a la empresa que se encuentra detrás que, por cierto, se declaró en quiebra en el año 2008, siendo, en la actualidad, parte de Mood Media.

 

¿Quién lo creó?

Muzak vio la luz gracias a un general del ejército. Fue en 1910 cuando George O. Squier, general de división, creó un método para que se enviase la música por medio de cables eléctricos, en lugar de a través de ondas de radio. Eligió el nombre de Muzak porque, de esta manera, combinaba las palabras música y Kodak. Él no tenía nada que ver con esta empresa, pero tenía un nombre que le agradaba.

Squier está relacionado también con otras patentes, pero se le conoce por haber terminado haciéndose famoso con la creación de una empresa, que una vez consideró utilizar el lema: “El trabajo aburrido se hace menos aburrido por la música aburrida”.

muzakInfluencias en otras músicas

La música Muzak ha llegado a crear un género. Este tiene una historia sorprendente y muy larga. Un ejemplo de ello es que mucha de la música que conocemos hoy y que, aparentemente, no está para nada relacionada con la música de ascensor, le debe en parte algo a esta.

 

Muzak ha tenido varios presidentes de Estados Unidos como seguidores

En la Casa Blanca también existe música que suena de fondo. En el año 1953, Dwight Eisenhower optó por la tecnología Muzak. La tenía cableada por todo el edificio. Del mismo modo, Richard Nixon era conocido por ser un usuario incondicional de Muzak. No obstante, Lyndon Johnson llevó su amor a otro nivel. Dirigió una de las franquicias de Muzak en Austin, Texas, y se cree que colgó altavoces en los árboles de su rancho para poder escuchar la música al aire libre.

 

Muzak: inspiración de Brian Eno para la creación de un género nuevo

En 1978, Brian Eno lanzó al mercado Ambient 1: Music for Airports. Se trataba de un álbum de música ambiental, a través del que trató que los sonidos de fondo pasaran de ser una ciencia de ingeniería a una forma de arte y expresión.

En declaraciones a una revista, Eno explicó que el álbum era una manera de que la música Muzak alcanzara todo el potencial al que aún no había llegado. En este sentido, afirmó que la música ambiental debía ser tan ignorada cuando sonaba como interesante.

El álbum inspiró a muchos otros músicos, que también quisieron explorar y expandir este nuevo género. De hecho, sin Brian Eno, artistas como David Bowie y Talking Heads podrían no haber producido lo mejor de sus trabajos.

muzak music

 

Ted Nugent intentó acabar con Muzak una vez

En los ochenta, el guitarrista y cantante de rock Ted Nugent quiso comprar la compañía, por un total de diez millones de dólares, únicamente para cerrar sus puertas. Su propuesta, no obstante, fue rechazada.

 

Spotify le tiene que dar las gracias a Muzak

Squier quería crear un servicio de suscripción para su invento. De esta manera, cualquier persona podría acceder al uso de su producto a través de su cobro por medio de la factura eléctrica. La idea no despegó, dado que la radio era gratis. La empresa, finalmente, abandonó el mercado público para prestarle atención solo a los establecimientos comerciales, como restaurantes y tiendas y, por supuesto, a cualquier elevador del mundo o a cualquier hotel.

 

Internet y el cable también le deben mucho a Muzak

Al inventar la tecnología inalámbrica cableada, Squier inventó, al mismo tiempo, una técnica llamada multiplexación. Esta consiste, básicamente, en que varias señales analógicas o digitales son combinadas en una señal y, a continuación, se ejecutan a través de un único cable. La técnica es muy empleada en las tecnologías de hoy como, por ejemplo, las redes de cable o internet.

 

Las acusaciones de control mental

Se llegó a afirmar que la música Muzak aumentaba la producción porque motivaba a los empleados a trabajar mucho más y a sentirse mejor con aquello que hacían. Esto hizo que un equipo de ingenieros creara un programa denominado Progresión de estímulo. Consistía en que, a lo largo de quince minutos, la música fuera aumentando de manera gradual en tempo y en volumen. A continuación, todo se quedaba en silencio durante quince minutos para después repetir todo el proceso. La idea fue fuertemente criticada por muchos y abandonada finalmente.

 

mukak volumen

Japón adora la música Muzak

En Japón, Muzak es muy amado. Allí se le conoce como BGM y puede ser escuchado en restaurantes, ascensores y tiendas, llegando incluso a poner altavoces en la calle. Le hablamos de un país que destaca en el diseño de todo tipo de productos y en todo lo que tenga que ver con su venta.

Ellos consideran que en los establecimientos de venta al por menor, Muzak sirve para crear un ambiente acogedor y cálido, aunque también llega a las estaciones de tren, lugares en los que una melodía feliz les da a los pasajeros la señal de que su tren va a salir. Es indudable que es un método mucho más agradable que el basado en escuchar las voces grabadas, muchas de ellas ininteligibles, que se oyen en otros muchos países.

 

Muzak influye en lo que se compra

En el año 1999, varios investigadores llevaron a cabo un estudio en una tienda de vinos. Se trataba de poner música ambiente francesa o alemana, dependiendo del día. Se comprobó que se vendía más vino francés aquellos días en los que se escuchaba música francesa, mientras que se vendía más vino alemán aquellos días en que sonaba la música alemana. Los clientes llegaron a asegurar que ni siquiera se habían percatado de la música.

 

Muzak influye en gastar más en las compras

Existen otros estudios en los que se ha comprobado que Muzak podría tentarle a gastar más dinero en sus compras. De hecho, un estudio escocés comprobó cómo las personas que participaron en él eran mucho más propensas a realizar compras de artículos sofisticados o de gama alta, como joyas o perfumes, cuando estaban escuchando música clásica. Las floristerías están al tanto de este hecho y, por ello, apuestan por poner música romántica, convencidos de que, de esta forma, sus clientes comprarán ramos mucho más grandes.

 

muzak y compras

Existen grupos de resistencia ante el Muzak

En la actualidad, usted tiene la posibilidad de unirse a un grupo de resistencia de música de ascensor. Muchos solo se quejan, se rinden o se van ante la música Muzak. No obstante, en Reino Unido fue creado un grupo que está haciendo algo en contra de la música de ascensor en los lugares que son públicos.

Fue a inicios de los años noventa cuando una serie de ciudadanos, preocupados por los efectos de la contaminación acústica, crearon el grupo denominado Pipedown. Lo que quieren es persuadir a los lugares públicos para que mantengan sus espacios libres de Muzak. Hasta el momento, han eliminado con éxito la música ambiental del aeropuerto de Gatwick, por ejemplo.

 

El Muzak tenía como función tranquilizar a la gente

La función original de la música Muzak era la de que la gente que utilizaba los rascacielos en los años veinte estuviese tranquila en los ascensores. En aquel entonces, las personas necesitaban ir de piso en piso sin tener que hacer uso de las escaleras. No obstante, les asustaba el tener que utilizar una pequeña caja que se elevaba cientos de pies en el aire. Pensaban que podrían quedarse atascados.

Se demostró que la música instrumental con un tempo apacible calmaba a los usuarios de los elevadores. Del mismo modo, servía para evitar las posibles peleas que pudiesen surgir entre desconocidos en un espacio reducido en el que era fácil que invadiesen entre ellos el espacio personal de cada uno.

 

muzak ascensor

Muzak ha evolucionado mucho

Las listas de reproducción, que incluían versiones instrumentales de Red Hot Chili Peppers o de Michael Jackson, llegaron a convertirse durante muchos años en el blanco de muchas bromas. Esto ha cambiado mucho y desde hace más de veinticinco años hasta la actualidad, Muzak ofrece a todos sus usuarios una variedad enorme de canales con música de muchos géneros.

 

Fuente: http://www.astarlifts.com/blog/ascensores-elevadores/muzak-como-la-musica-entro-los-ascensores

You may also like...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *