TOP 3 de los ascensores más veloces del mundo

Últimamente se ha producido un gran avance en la tecnología de los ascensores para conseguir velocidades impensables hace unos años. Es más, en un breve periodo de tiempo es muy posible que la velocidad máxima de los ascensores alcance cifras de más de mil metros en un minuto.

Para lograr estas velocidades tan altas es necesario el desarrollo de motores muy potentes, sistemas para controlar la presión dentro de la cabina y lograr mayores longitudes en el cable que sujeta el ascensor, tales como los que desarrolla Astarlifts.A continuación vamos a repasar la lista de los tres ascensores más rápidos del mundo para hacernos una idea del orden de magnitud de velocidades del que estamos hablando.
Shangai Tower
La lista la encabeza el ascensor instalado en el Edificio Shangai Tower. Este edificio está situado en Shangai, China. Tiene una altura de 634 metros y es el segundo edificio en altura, después del Edificio Burj Kalifa, con una altura de 828 metros. Su diseño corrió a cargo de Gensler y es propiedad del gobierno de Shangai. Su construcción se inició en noviembre de 2008 y finalizó el 3 de agosto de 2015.Sin embargo, en cuanto a velocidad de ascensor ocupa el primer puesto de la clasificación con una velocidad máxima de 20,5 metros por segundo o, lo que es lo mismo, 73,8 kilómetros por hora. Para lograr esta velocidad la empresa ha realizado una gran inversión en desarrollo de la tecnología mediante un sistema de control, accesible desde un panel de control, que es capaz de optimizar el rendimiento de los motores de tracción. Además el ascensor lleva incorporados sistemas de seguridad de última generación como limitadores de velocidad, dispositivos de frenado y de amortiguación.
Shangai Tower
Guangzhou International Finance Center
El segundo en la lista de ascensores más rápidos del mundo corresponde al instalado en el Edificio Guangzhou International Finance Center. Dicho edificio está localizado en Tianhe, China. Es una torre de 103 pisos y 439 metros de altura. Fue diseñado por Wilkinson Eyre, se empezó a construir en 2006 y fue finalizado el 31 de diciembre de 2008.Este ascensor es capaz de ascender a una velocidad de 20 m/s.
Guangzhou International Finance Center
Taipei 101
El tercer ascensor más veloz del mundo está situado en el Edificio Taipei 101. Con una altura de 508 metros fue el edificio más alto del mundo entre los años 2003 y 2010 hasta que el Edificio Burj Khalifa antes mencionado le quitó el título. Está ubicado en Taipei y también ostenta el título de edificio ecológico más alto del mundo. Como curiosidad se puede decir que está construido en una zona de alta sismicidad.
Taipei
La velocidad máxima de este ascensor es de 1010 metros por minuto, y como durante un tiempo este ascensor fue el más rápido del mundo, a la entrada del edificio existe una placa conmemorativa con el certificado del Premio Guiness.
Para hablar con propiedad de este ascensor deberíamos decir que se trata de dos ascensores de alta velocidad. Con el fin de que los usuarios no noten las molestias típicas de los cambios de presión, dichos ascensores están equipados con un sistema de regulación de la presión atmosférica. Por otro lado, para lograr una mayor eficiencia energética durante el transporte, se han diseñado con una forma aerodinámica que minimiza el roce del ascensor con el aire durante la subida y durante la bajada.Para lograr estas altas velocidades el ascensor tiene máquinas de tracción de alta potencia, así como un sistema de control de una gran fiabilidad.Como hemos visto, el aumento de la velocidad en los ascensores lleva aparejado un desarrollo en los sistemas de control y de seguridad de estos. A continuación vamos a exponer cuáles son los sistemas de seguridad que contribuyen a que un viaje en uno de estos ascensores minimice el riesgo de accidentes.
Paracaídas
Si los limitadores de velocidad en el ascensor detectan un aumento anormal en la velocidad del ascensor, entonces entran en acción los paracaídas que van alojados en las guías del ascensor, provocando un frenado paulatino del mismo. Los paracaídas no son más que unas cuñas que muerden las guías del ascensor. En el caso de los ascensores de alta velocidad, y por razones obvias, el frenado debe hacerse de forma paulatina ya que, en otro caso, la deceleración sería tan grande que podría llegar a provocar algún tipo de accidente entre los viajeros.En este punto hay que añadir que, debido a las altas velocidades, estos sistemas de frenado de emergencia pueden sobrecalentarse y, por lo tanto, hay que poner especial cuidado en la elección de los materiales adecuados.
Bloqueo de puertas
El sistema de bloqueo de puertas, cuyo control se realiza desde el panel de control del ascensor, impide la apertura de las puertas cuando el ascensor se encuentra en proceso de ascenso, descenso, aceleración o desaceleración. De esta forma se impide la posibilidad de que algún usuario pueda salir de este durante el movimiento.
Petición de socorro
En todos los ascensores de alta velocidad existe un panel que se puede acceder en un estado de emergencia. De esta forma se contacta inmediatamente desde el exterior para que se puedan tomar las acciones pertinentes.Algunos países permiten que el ascensor se comunique directamente con los servicios de emergencia nacionales para que así la resolución de la emergencia sea mucho más rápida y eficiente. Este tipo de timbres tienen un Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI), es decir, en caso de corte del suministro eléctrico, estos acumuladores de energía entrarían en funcionamiento para dotar de suministro eléctrico tanto a la iluminación de emergencia como al panel de petición de socorro.
Amortiguadores de final de recorrido
Los amortiguadores de final de recorrido permiten un frenado paulatino cuando el ascensor se aproxima al límite inferior o superior del recorrido de este.
Fotocélulas y bordes sensitivos
Son fundamentales para evitar accidentes durante el llenado y desalojo de los ascensores. Captan la presencia de objetos en las inmediaciones del cierre de las puertas y no permiten que estas se accionen hasta que no quede libre dicha zona.Por último vamos a abordar un tema bastante interesante que es la reducción de la resistencia al aire en este tipo de ascensores. Es evidente que a tan altas velocidades, el roce del ascensor con el aire es un tema crucial y que un buen diseño del ascensor puede llegar a reducir dicho rozamiento de una forma considerable.Una reducción en el rozamiento lleva aparejada una reducción en el consumo energético del edificio y este es un tema de actualidad, ya que se tiende a diseñar edificios lo más eficientes posible desde el punto de vista energético.
Efecto pistón
El efecto pistón es un fenómeno que ocurre en los ascensores de alta velocidad. Este efecto se pone de manifiesto cuando se produce el movimiento de un objeto sobre un tubo cerrado y lleno de un fluido y el objeto ocupa una gran parte de la sección del tubo. En este caso el objeto sería el ascensor, el tubo el hueco del ascensor y el fluido el aire. Por efecto de la velocidad del ascensor se crea una presión muy grande en el aire que está en el sentido de avance de la marcha porque el ascensor ocupa casi toda la sección del hueco y el aire no tiene apenas sección por la que escapar.Como consecuencia de la sobrepresión del aire que está en frente del sentido de avance del ascensor, se crea una depresión en la zona de la cabina. Es por esta razón que los ascensores de alta velocidad tienen cierres herméticos y sistemas de compensación de la depresión provocada por este efecto pistón. Este es un fenómeno muy parecido al que ocurre en los trenes de alta velocidad cuando atraviesan túneles. Estos túneles deben tener una sección adecuada para que la sobrepresión y la depresión consecutivas en la cabina no sean tan altas que los materiales no sean capaces de resistirlas.Para lograr que el efecto pistón se minimice hay que conseguir un diseño aerodinámico del ascensor. Por poner un ejemplo, si el ascensor estuviese redondeado en su punta, de forma similar a un cohete, conseguiríamos que el aire no sufriera una compresión tan exagerada y súbita y, por lo tanto, no se provocaría una sobrepresión tan elevada. Al no crearse una sobrepresión tan elevada, en el interior del ascensor también se minimizaría la depresión y, por lo tanto, sería más confortable esta situación para los viajeros.Otro efecto importante es el que se produce en el estrecho espacio que queda entre las paredes del ascensor y el hueco. En esta zona se produce un aumento de la velocidad del aire y, por consiguiente, un efecto suelo, similar al que se produce en los coches de Fórmula 1.
Fórmula 1
Como conclusión podemos decir que los ascensores de alta velocidad constituyen una tecnología muy adecuada para edificios que superan los 500 metros de longitud, pero que es necesario invertir en buenos sistemas de seguridad, en un buen sistema de control y, por último pero no menos importante, en un buen diseño aerodinámico que minimice el problema de las depresiones dentro de la cabina.

You may also like...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *